fbpx
Clínica estética Maestro. Chica se somete a una inyección después de dudar entre ácido hialurónico o bótox

¿Ácido hialurónico o bótox? Diferencias

768 512 admin

Existe un gran abanico de tratamientos estéticos no quirúrgicos de rejuvenecimiento facial. Éstos, en líneas generales se pueden dividir en dos grupos: los que buscan restaurar volumen, como el ácido hialurónico; y los destinados a mejorar las arrugas o la calidad de la piel, como el bótox.

Y es aquí donde a los pacientes de nuestra clínica de medicina estética en Asturias les suele asaltar una duda muy normal: ¿Qué necesito: ácido hialurónico o bótox?
Te la solucionamos en este post.

Ácido hialurónico o bótox: ¿Qué tratamiento necesito?

Por su eficacia y seguridad, el ácido hialurónico y el bótox son los tratamientos estéticos con más popularidad. Ambos son tratamientos inyectables, con parecidos y diferencias entre ellos. De ahí que sigan generando confusión, pese a su ya consolidada fama.

¿Qué tienen en común el bótox y el ácido hialurónico?

Tanto en las infiltraciones de ácido hialurónico como de bótox se usan agujas muy finas que permiten realizar el tratamiento sin necesidad de anestesia de manera ambulatoria. En las zonas más sensibles o si se utilizan materiales de mayor densidad, se aplican pequeñas dosis de anestesia de forma que resulta indoloro para el paciente. Esto nos indica que en unos 30 minutos se puede salir a la calle y hacer vida normal sin que nadie pueda notar que nos acabamos de hacer un tratamiento.

Otra cualidad que tienen en común es que son materiales reversibles. Tras un tiempo van disminuyendo su efecto sin dejar ningún rastro. Sus efectos son duraderos pero no permanentes.

Diferencias entre ácido hialurónico y bótox

El ácido hialurónico es una molécula que e encuentra de forma natural en los tejidos de nuestro organismo. Tiene la capacidad de retener agua, lo que mantiene los tejidos hidratados. Con los años su presencia disminuye, provocando flacidez y la aparición de arrugas y pliegues cutáneos.

Según su densidad, con ácido hialurónico es posible conseguir distintos efectos: mejorar el aspecto de la piel, hidratándola, corregir arrugas y pliegues o dar volumen a determinadas estructuras faciales.

En contra de lo que se cree, la toxina botulínica o bótox no forma parte de los rellenos dérmicos y por lo tanto no aporta volumen. Es una proteína natural que actúa relajando los músculos tratados con ella. Su acción, por tanto, no es rellenar la arruga sino mejorarla o prevenir que ésta se forme.

¿Qué zonas se pueden tratar?

En líneas generales y como clínica especializada en la infiltración de bótox en Asturias generalizamos que el bótox de uso estético solo puede aplicarse en el tercio superior de la cara. En particular, para tratas las arrugas de expresión situadas en la frente, el entrecejo o alrededor de los ojos, también conocido como patas de gallo.

El ácido hialurónico se emplea para rellenar pliegues como los del , el entrecejo y la comisura bucal. También se usa para realzar los pómulos, suavizar las ojeras o dar volumen a los labios.

¿Necesito ácido hialurónico, bótox o ambos?

Para saber qué tratamiento es mejor para cada caso, es necesaria la valoración del médico. Después de un estudio escogerá la que se adapte mejor: una, otra o ambas.

Los tratamientos de rejuvenecimiento facial con ácido hialurónico o bótox proporcionan resultados naturales muy satisfactorios cuando los realizan profesionales que conocen los productos aprobados, su indicación y su técnica de implantación.

En Clínica Maestro somos especialistas en ácido hialurónico y bótox en Oviedo. Por ello os animamos a solicitar una cita para poder asesoraros individualmente y ofreceros una valoración. Estamos a vuestra disposición:  985 23 07 75.