CLÍNICA DE MEDICINA ESTÉTICA PARA HOMBRES EN OVIEDO

Vuelve a disfrutar de tu aspecto.

Porque volver a sentirse bien es posible.

Los tratamientos más innovadores en medicina estética para hombres.

Máxima seguridad. Máxima calidad.

AÑOS DE EXPERIENCIA

Satisfacción total.

PROFESIONALES CUALIFICADOS

Rellenos faciales para hombres

Los rellenos faciales para hombre son uno de los tratamientos estéticos más demandados en la actualidad. Son sustancias inyectables que ayudan a suavizar y corregir las zonas del rostro que tengan arrugas o pliegues grandes. Los rellenos faciales son solicitados para corregir el entrecejo, las patas de gallo y surco nasogeniano. Además, se usan para rellenar las ojeras o definir el contorno facial.

Existen muchos tipos de rellenos y cada caso deberá individualizarse pues la diferencia entre ellos es el tiempo de duración, aplicabilidad o no a la zona a tratar, tipo de arruga o depresión y calidad de la piel.

El ácido hialurónico es un relleno ideal para las arrugas de los surcos nasogenianos y para rehidratar los labios así como para arrugas profundas alrededor de los ojos. Su duración es de 8-12 meses. Existe el ácido hialurónico de alta densidad que se usa también para dar volumen a la zona malar o donde se requiera.

La hidroxiapatita cálcica se usa para el relleno de arrugas profundas, para difuminar pequeños defectos en la nariz o el mentón y aplicado en forma de malla como estimulador del colágeno que mejora la flacidez teniendo una duración de 12-18 meses. Por sus propiedades está también indicado para mejorar el aspecto de las manos envejecidas difuminando los contornos óseos y disimulando el sistema venoso.

El ácido poliláctico es un excelente voluminizador de mejillas y surcos, necesita de 2 a 3 sesiones espaciadas un mes. También estimula la formación de nuevo colágeno por lo que devuelve firmeza y grosor a la piel.

Botox para hombres

Las inyecciones de Bótox para hombres son una manera conveniente de mejorar su apariencia sin someterse a la cirugía. El tratamiento paraliza temporalmente los músculos faciales que causan las líneas y arrugas asociadas con el envejecimiento. A los pocos días del tratamiento, las líneas y pliegues de la frente y las patas de gallo comienzan a reducirse o a desaparecer. Los hombres que se encuentran en buen estado de salud y están comenzado a advertir la aparición de arrugas y líneas alrededor de los ojos o entre las cejas se pueden beneficiar de dicho tratamiento.

Para los hombres que desean lucir más jóvenes y más vitales, el procedimiento representa uno de los tratamientos estéticos disponibles más rápidos y menos invasivos. La mayoría de los pacientes masculinos que se someten al tratamiento con Bótox ,están interesados en minimizar o prevenir signos tempranos de envejecimiento.

A pesar de que las inyecciones de bótox en hombres producen mejoras estéticas espectaculares, estos resultados no son permanentes. Habitualmente, los pacientes pueden esperar que un tratamiento dure alrededor de cuatro meses, luego serán necesarias inyecciones adicionales para mantener .Sin embargo, existe evidencia de que los tratamientos posteriores producen efectos cada vez más duraderos.

Hilos Tensores

Entre las novedades estéticas para hombres se encuentran los hilos mágicos, un tratamiento que ayuda a prevenir la flacidez de la piel y otorgando mayor firmeza a la zona del rostro y cuello, brindando después del tratamiento una atenuación de las arrugas. Los hilos tensores nos ofrecen la posibilidad de rejuvenecer nuestro aspecto, mediante un efecto lifting que logrará hacer que nuestro rostro recupere su tensión y aspecto rejuvenecido, que nuestra piel luzca con una mayor vitalidad y nos veamos radiantes.

Se trata de una técnica no intrusiva muy segura, indolora y con resultados inmediatos, cuyo principal fin es el tensado cutáneo mediante la inserción de hilos en la dermis con una aguja guía. Indicado especialmente para personas que desean rejuvenecer su rostro sin tener que pasar por el quirófano, no requiere de un largo reposo tras su aplicación y además no es necesaria la hospitalización del paciente ni el uso de anestesia general.

Además de conseguir mejorar nuestro aspecto exterior, los hilos tensores provocan que nuestro organismo poco a poco vaya recuperando la producción de colágeno, pues también es estimulada.