Medicina Estetica Oviedo Botox

¿Qué sabes sobre el Bótox?

1000 666 admin

Medicina Estética Oviedo

El bótox está consolidado como uno de los tratamientos estéticos inyectables más populares y demandados hoy en día. ¿Conoces todos sus secretos?

Lo primero es saber de dónde proviene la palabra bótox. Se trata de una toxina botulínica tipo A, que nace a partir de una bacteria llamada Clostridium Botulinum, conocida por el nombre de la primera marca que la comercializó: Bótox.

Esta toxina produce botulismo, lo que ocasiona una parálisis muscular. Después de amplias investigaciones, se ha comprobado que esta toxina, aplicada en pequeñas dosis, consigue la detención de las señales nerviosas anulando y relajando los músculos sobre los que queremos actuar.

Empezó a utilizarse como medicamento en el año 1980 y ha llegado a convertirse en una solución idónea para algunos problemas neurológicos importantes, pero su fama proviene fundamentalmente gracias a la estética, ya que corrige, elimina y previene las arrugas de la expresión facial.

También es adecuado para el tratamiento de la hiperhidrosis, es decir, la excesiva sudoración de axilas, manos y pies. La incontinencia urinaria en los parapléjicos es otra de las afecciones que pueden ser tratadas mediante su aplicación.

En nuestra Clínica de Medicina Estética Oviedo, utilizamos este tratamiento para bloquear los impulsos nerviosos, lo que se traduce en una reducción de la contracción muscular y en consecuencia, las líneas de expresión y las arrugas se van suavizando hasta desaparecer.

Al inyectarlo en pequeñas cantidades, mediante una aguja muy fina, los músculos de la zona a tratar se relajan difuminando y previniendo la aparición de las arrugas de expresión.

Desde Medicina Estética Oviedo, queremos informarles de que la realización de dicho tratamiento, necesita especialistas con profundos conocimientos de la anatomía facial, puesto que de ellos va a depender la consecución de un resultado más natural, algo que en nuestra clínica, conocemos a la perfección.

Las zonas a tratar son diversas: la frente, entrecejo, patas de gallo, líneas de vejez en ángulos de labios…Además, se puede realizar también en las cuerdas musculares del cuello.

Su aplicación, puede ser en cualquier momento del año, además, no requiere anestesia, no deja cicatrices ni es doloroso.

Es importante informar de que los efectos no son permanentes. Transcurridos cinco o seis meses desde su aplicación, quizá haga falta una nueva infiltración, ya que los músculos recobran su movimiento y las arrugas aparecen de nuevo.

Como hemos dicho anteriormente, el bótox tiene otras aplicaciones para diferentes casos como:

– Tratamiento de la hiperhidrosis: personas con sudoración excesiva en axilas, manos y pies.
– Control del blefaroespasmo: contracción inminente e involuntaria de la musculatura del ojo.
– Cefaleas crónicas.

¡Solamente es necesaria una única sesión! Los resultados son apreciables a partir del tercer día.

Consúltanos sin compromiso.